Emprender o Crear

Publicado: noviembre 10, 2011 en Empresa y Emprendedores

Introducción  
Después de una larga y dilatada etapa de mi vida dedicada a la formación-comunicación para con el mundo del emprendedor, he creído necesario, antes de iniciar el artículo a continuación, expresar mi más sincera enhorabuena a las personas que han tenido la inquietud y el entusiasmo de protagonizar el nacimiento de una revista técnica de información local, con el objetivo de tratar  de los aspectos más  relevantes de la existencia , de la utilidad y sobretodo, de la utilización de las nuevas tecnologías.

Esta breve introducción, fundamentalmente de felicitación por la iniciativa, tiene una correlación indiscutible con el artículo “emprender ó crear”, por cuanto que todo lo que nos rodea hoy en día está inmerso en una globalización que ya  es un hecho.

Esta realidad debe de mantenernos, máxime si somos emprendedores o creadores, absolutamente expectantes respecto de cómo evolucionan las nuevas tecnologías en nuestro entorno, lejano y próximo, y que nos sirvan como herramientas fundamentales e ineludibles, con el fin de posibilitar el más amplio conocimiento de  las oportunidades y de las necesidades que haga factible nuestro  desarrollo  y  potenciación.

En consecuencia, la información y la formación, respectivamente, pueden ser   tanto más profusas y eficaces,  por cuanto que el conocimiento y la utilización de las  nuevas tecnologías, hagan parte de nuestros hábitos, como un acto reflejo, cuando iniciamos una búsqueda de información ó estudio, ya sea a nivel personal, ya sea como empresa.


“EMPRENDER O CREAR”

La consideración de emprender generalmente se aplica a la utilización o explotación  de una “oportunidad de negocio” que puede asimismo, producirse en empresas, independientemente de su magnitud, para el lanzamiento y la diversificación de nuevos productos o servicios.

Para poder reaccionar como emprendedores, el primer paso es identificar una oportunidad de negocio y establecer, con el objetivo de cumplirlas, las etapas indispensables  que van desde la identificación del negocio comentado, hasta el comienzo de la fase de “ apertura de cara al mercado”, ya sea de un negocio especializado en la venta de productos, ya sea para el ofrecimiento de servicios.

Una oportunidad es una necesidad no satisfecha.
Expertos y destacados economistas mundiales, han desarrollado profusamente el debate sobre la práctica y la teoría de la iniciativa emprendedora, estando absolutamente convencidos de  que sabemos más sobre la primera. En efecto, la teoría sobre la iniciativa emprendedora, amén de los matices que pudiésemos añadir, se puede decir que está íntimamente ligada a la necesidad personal, en unos casos debido a la carencia de  ofertas del mercado de trabajo, provocado por la destrucción de millones de puestos de trabajo, como es el caso de España y en otros casos, por el auto estímulo que motiva a las personas para ser su propio jefe en el desarrollo de su idea o de su empresa.

En cuanto a la práctica de la iniciativa emprendedora, existen numerosos manuales y guías para poder llevar a buen término el “business plan” que recoja desde  la esencia de la idea, hasta el estudio de viabilidad económico-financiero. No se trata tanto de entrar en la metodología a seguir, como de insistir sobre el hecho de que ésta existe y que debemos, inexcusablemente, de planteárnosla cuando estamos decididos a  poner en juego la iniciativa emprendedora.
Para ilustrar el concepto analítico del Plan, propondremos el organigrama básico de la metodología para el desarrollo del business plan.

INICIATIVA EMPRENDEDORA Y LAS NUEVAS TECNOLOGIAS
Volviendo a la referencia que con anterioridad se ha hecho respecto de las nuevas tecnologías, parece obvio decir que si deseamos posicionarnos en un determinado mercado, para desarrollar una iniciativa emprendedora, debiéramos hacerlo en base a unos requisitos que tomen en cuenta las oportunidades que nos ofrecen los avances tecnológicos en general y las TI (Tecnologías de la Información), en particular.

Por tecnologías de la información se entienden aquellas soluciones aportadas por las industrias informáticas y de las comunicaciones que, de forma integral o independiente, han convulsionado el mundo del diseño y de los servicios de los sistemas de información incrementando su valor añadido, a la vez que han generado oportunidades de negocios.

Esto quiere decir que las actitudes y el comportamiento que una persona, o una empresa, adopten hacia el uso de los sistemas y las tecnologías de la información, van a establecer su competitividad y por tanto, su éxito y su supervivencia, en unos mercados  cada vez más complejos y competitivos habida cuenta del dinamismo y de la globalización.

Es fácil comprender que las sociedades y tecnologías de la información, permitan que una micro o pyme parezcan grandes operando en ámbitos internacionales, o que una persona pueda trabajar desde cualquier parte del mundo .

Parece pues evidente, que el conocimiento de la existencia de  redes corporativas, servidores de correo, webs, etc…deben de hacer parte de nuestro programa de formación poniendo el mismo énfasis que lo pondremos en la iniciativa emprendedora.

Ánimo y buena suerte.

FRANCISCO COTARELO
Ingeniero Consultor
Creapyme, S.L.

Los comentarios están cerrados.